10.5.08

Crónica de Autopìsta

Creo que es normal que cuando uno está atorado en una cola caraqueña, y ve venir una ambulancia sonando las sirenas y abriéndose paso entre la multitud de carros, uno siempre desea que ojalá sea realmente una emergencia y no un abuso de poder, y al mismo tiempo siente vergüenza de desear que realmente alguien vaya dentro grave o a punto de ser atendido en algún lugar porque es un pensamiento SUPER cruel e inhumano... por esas cosas de no desearle mal a nadie....
F!