30.9.09

несвоевременное

Así fue nuestro encuentro...
y ahora por obligación, comodidad, o compromiso debemos ignorarnos.
Hacernos los locos, pretender que no nos vimos, no supimos de inmediato lo perfecto que encajábamos, respetar nuestros caminos, mas el tuyo que el mío que es de una sola vía.

El "pudo ser" como cicatríz que arde e incomoda.
El "pudo ser" como excusa o resignación.
El "pudo ser" de los cobardes.
El "pudo ser"... y nada más... tan sólo pudo ser... pero no es...

Y es que no puedo, no quiero, es un juego que no me divierte;nunca lo ha hecho y que inclusive me aburre enfermamente, no seré deposito de tus huídas y evasiones a una realidad llena de Tierra y ausencias, no seré el paréntesis de tu infierno, ni el oasis de tu desierto, no seré vertedero de frustraciones en lo ajeno, no seré cervezas y condones, no seré todo lo que no quiero... no quiero eso para mi. Nunca más.

Viviremos con el estigma de lo inoportuno.
Nos miraremos y recordaremos lo que pudo ser, y extrañaremos alguna que otra noche lo que no fue.

Me quedo con mi caminito de una vía... con sus piedras y caídas...
me quedo medio llena, nunca medio vacía..
al final
yo se
que lo oportuno y lo correcto
está sentado con una sonrisa en los labios
esperando.me

F!

1 comentarios:

Llanca dijo...

Todo esta dicho!!!