16.9.09

M i s e r i a s

No bastó el parto al vacío, ni los cueros, ni los gritos;
No bastó lo ingenuo, lo sútil, lo pristino;
no bastó la curiosidad, las risas, el abismo,
no bastó el golpe, la coca, la mierda,
no bastó el exceso, lo lejos, lo incierto;
no bastó lo jóven , lo tierno, lo intenso;
no bastó lo coshi, la humillación, la pérdida de tiempo;
no bastó lo máximo, la manìa, el desespero;
no bastó lo ambiguo, lo infantil, lo absurdo...
ha llegado la sequía, la lejanía, lo denso...
y no bastará, lo presiento...

F!

0 comentarios: