28.1.10

del Tiempo correcto



Es pues; para usted
ante la hora marchita,
fragilidad de corteza,
pérdida de hojas y otoño decadente;
hora de teñirse en lo cierto
y desandar los pasos que persiguen
las huellas de lo amado perdido.

La ilusión es pues,
nieve que cae al mar.

Olvido.
F!

0 comentarios: