17.2.09

Para dejar el pasado atrás...




...Hay que tener conciencia plena de los siguientes conceptos...

Arrogancia:

La arrogancia es una cualidad negativa que se refiere al excesivo orgullo de una persona en relación consigo misma. El adjetivo calificativo relativo a esta pasión es arrogante. Una persona arrogante tiende a exagerar, a menudo, su propia importancia.

A menudo, las personas arrogantes no se dan cuenta de su comportamiento y se niegan a reconocer que lo son. Aunque el término parece ligado a las personas que tienden a remarcar su propia importancia de forma verbal, también se puede aplicar a alguien que no muestra externamente esta cualidad a través de sus comentarios, pero si parece evidenciarla a través de sus actos.

Una persona arrogante en extremo normalmente intentará echar por tierra los puntos de vista y opiniones de las otras personas, con el objetivo de situarse por encima de éstas. Esto hace que, presumiblemente, las discusiones con las personas que adolecen de este defecto no puedan resolverse de una forma argumentada y razonable. Un conversador racional encontrará que sus argumentos lógicos o intuitivos no surten efecto, ya que la persona arrogante intenta sustituir la discusión racional por una discusión emocional entre los egos de los conversadores.

Unidos a la arrogancia aparecen la falta de capacidad para reconocer las propias limitaciones y el carácter competitivo.

Orgullo:

Exceso de estimación propia, arrogancia.

Orgullo (del catalán orgull y francés orgueil) y soberbia (del latín superbia) son propiamente sinónimos aún cuando coloquialmente se les atribuye connotaciones particulares cuyos matices las diferencian. Otros sinónimos son: altivez, arrogancia, vanidad, etc. Como antónimos tenemos: humildad, modestia, sencillez, etc. El principal matiz que las distingue está en que el orgullo es disimulable, e incluso apreciado, cuando surge de causas nobles o virtudes, mientras que a la soberbia se la concreta con el deseo de ser preferido a otros, basándose en la satisfacción de la propia vanidad, del Yo o ego. Por ejemplo, un orgulloso jamas se "rebajaria" a pedir perdon, o ayuda, etc...

Egoísmo:

En general, el egoísmo, de ego [yo] e ismo [práctica], se define como aquella conducta consistente en poner los intereses propios en primer lugar.

Excesivo aprecio que tiene una persona por sí misma, y que le hace atender desmedidamente a su propio interés, sin preocuparse del de los demás.

Miedo:

El miedo es una emoción caracterizada por un intenso sentimiento habitualmente desagradable, provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente o futuro. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta tanto en los animales como en el ser humano. El presente artículo trata fundamentalmente del miedo en humanos.

Amor:

Conjunto de sentimientos que ligan una persona a otra, o bien a las cosas, ideas, etc.

El amor es un concepto universal relacionado con la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista (científico, filosófico, religioso, artístico). Habitualmente se interpreta como un sentimiento y con frecuencia el término se asocia con el amor romántico. Para Gottfried Leibniz, «amar es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad». En el terreno religioso presenta fuertes connotaciones espirituales, de forma que trasciende el sentimiento y pasa a ser un estado del alma o de la conciencia, identificado en algunas religiones como Dios mismo. En Psicología, Robert J. Sternberg cree necesarios para que exista amor tres elementos: intimidad, pasión y decisión o compromiso. Para Erich Fromm, el amor es un arte. En Biología, parece estar relacionado con la supervivencia del individuo y de la especie. Según algunos, no es privativo de la especie humana, y también pueden presentarlo otros seres capaces de establecer nexos emocionales.

Realidad:

Verdad, lo que ocurre verdaderamente. Existencia real y efectiva.

Realidad (del latín realitas y éste de res, «cosas») significa en el uso común «todo lo que existe». De un modo más preciso, el término incluye todo lo que es, sea o no perceptible, accesible o entendible por la ciencia y la filosofía o cualquier otro sistema de análisis.

*****

Mientras tanto nos será imposible dar un paso más...

F!


0 comentarios: